Opinion

Cardenal Czerny: «La UCA de los mártires quiso enseñar la responsabilidad social como esencial para cualquier cristiano»

En la misiva, el purpurado eleva un recuerdo por la entrega de los jesuitas Ignacio-Martín Baró, Ignacio Ellacuría, Juan Ramón Moreno, Armando López, Segundo Montes y Joaquín López y López, así como de sus dos colaboradoras Elba Julia Ramos y Celina Ramos. Estas personas integran el numeroso grupo de víctimas inocentes de la última guerra civil que ensangrentó la República de El Salvador hasta 1992, cobrándose no menos de 70.000 vidas.

Una justicia que nace de la fe, la beatificación de los mártires de la UCA de El Salvador

Asimismo, reflexiona sobre la exhortación apostólica del Romano Pontífice, publicada el 4 de octubre pasado, que representa un “desarrollo orgánico” de la precedente encíclica y retoma la cuestión de la crisis ambiental. Da un “nuevo impulso a la urgente necesidad de responder de modo sistemático” ante la problemática, cada vez más acuciante, del calentamiento global.

Czerny plantea que la crisis ecológica es “una crisis de cultura”, como afirma Francisco en su documento magisterial. Deriva, en gran parte, de la falta de reconocimiento del otro como un hermano o hermana que hemos de cuidar, de igual modo “en que la UCA de los mártires quiso enseñar la responsabilidad social como esencial para cualquier cristiano en proceso de formación, y queriendo llegar a través de sus estudiantes a la transformación de las estructuras que perpetúan las injusticias”.

«La UCA de los mártires quiso enseñar la responsabilidad social como esencial para cualquier cristiano en proceso de formación»

El Prefecto sostiene que “la condición necesaria, pero no suficiente, para dar un nuevo vigor al compromiso por la custodia de la casa común es una conversión personal, que pueda generar transformaciones culturales”. Por tanto, urge una adecuada educación sobre y para la “responsabilidad ambiental”.

No obstante, reconoce que la formación no es suficiente y asegura que nunca seremos capaces de responder a este desafío sindecisiones valientes y vinculantes a nivel internacional. Sin estas disposiciones, “difícilmente se podrán generar transformaciones sólidas y duraderas, sobre todo mitigando los efectos diferenciados sobre las poblaciones empobrecidas y más vulnerables, por ejemplo, los tantos desplazados en América Latina por causa de la crisis climática”.

Jesuitas, estudiantes y miembros de las comunidades católicas participan en una procesión con antorchas para homenajear el testimonio de los mártires de la UCA de El Salvador. (ANSA, 12 de noviembre de 2023)

Por estos motivos, de acuerdo con Czerny, el Papa pide con fuerza que la 28ª Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático (COP28), a la que asistirá el Sucesor de Pedro, se empeñe en “proponer formas vinculantes que aseguren la transición energética, que sean eficaces, obligatorias y que se puedan evaluar”. “Las recientes COP han trasladado el foco a las finanzas y a las contribuciones para compensar los daños del cambio climático a los países más afectados”, añade.

Czerny enfatiza la reafirmación y vivificación del multilateralismo como la clave de la transformación, como lo expresa el Santo Padre en el documento pontificio. También recuerda que el Papa alienta a las organizaciones de la sociedad civil a ejercitar una constructiva y sana presión en la política, “para que cada gobierno cumpla su propio e impostergable e ineludible deber de preservar los recursos naturales de su país, como bienes de la creación para buscar que todos tengan vida y la tengan en abundancia”.

Dos semanas después del 34º aniversario del martirio, Czerny acompañará a Francisco en la COP28 en Dubái, “convirtiendo esta carta y nuestra conmemoración de los mártires de la UCA en ‘palabra y acción’ así como en memoria y oración”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *